Tatuajes... ¿Un origen?

Parece un tema banal, pero no lo es. Tatuarse dibujos, signos o caracteres en la piel es un ritual ancestral, que ha devenido en moda de fines del siglo pasado y principios del presente.

Los tatuajes en los pueblos originarios tienen una función importante que es crear y fortalecer los lazos de pertenencia a la tribu, a la familia y a la generación, y por eso generalmente están vinculados con ritos de pase, como el de la niñez a la adultez.


arte_karaja.jpg
arte_karaja.jpg

Se llama tatuajes precolombinos a aquellos basados en diseños antiguos, de origen americano, de una época anterior al descubrimiento de América por parte de los europeos, o sea de antes de que llegara Cristóbal Colón a Centroamérica.
Los tatuajes precolombinos pueden ser copias de tatuajes corporales de los primeros habitantes de América, y también tatuajes basados en el arte indoamericano, ya sea azteca, maya, inca, mapuche, o de cualquier otra etnia americana.
Los tatuajes basados en pintura, escultura, arquitectura, pictografía o cerámica precolombina, tienen raíces muy hondas en el corazón de los descendientes de estas etnias, y pueden tatuarse incluso imitando la textura de la piedra, la cerámica, etc.
Existen tatuadores especializados en este tipo de diseños indoamericanos, que pueden contar el significado y la historia de cada dibujo, con lo que enriquecen el cuerpo tatuado con historia y significación, más allá de la estética.
La decoración ritual del cuerpo de forma efímera o indeleble ha sido la costumbre de todos los pueblos del mundo, este hábito milenario llega hasta nuestra época donde sólo nos interesa su sentido decorativo, los diseños precolombinospueden enriquecer este aspecto de forma profunda y ancestral.
arte_kadiweu.JPG
arte_kadiweu.JPG
arte_xikrin.JPG
arte_xikrin.JPG