El body painting se puso de moda en los años 60 como una expresión más de la contracultura de la época que ya ampliaba los horizontes del tatuaje hacia la expresión de rebeldía y a los tatuajes étnicos y tribales.
La actriz Goldie Hawn, en los 70, en un programa de TV llamado Laugh-In, aparecía con el cuerpo pintado de diversas maneras y esto también ayudó a propagar la costumbre de pintarse.
No era raro de ver, en esos años, a chicas con un símbolo de la paz, un corazón o una flor pintados en el rostro, estrellitas brillantes pegadas debajo de los ojos, pintadas en los brazos o luciendo tatuajes de henna típicamente indúes.
Hoy esta estética frívola, divertida e inocente, ha sido reemplazada por la perforación corporal, los implantes subcutáneos, escarificaciones, branding y tatuajes de gran tamaño…
Quedaron atrás los símbolos suaves de la rebeldía, de pegatinas y colores pintados, para dar lugar a una estética que nada tiene de rebelde pero pone la carne y la sangre en juego.
Los tiempos cambian pero intenta que tu sangre siga pura, no descuides en tu valentía, las medidas de higiene y seguridad al modificar tu cuerpo.
Antes infantilmente se pintaban, hoy en serio, el sida también…
6713245-lg.jpgcool-body-paint.jpgbody-art-8.jpgemma-hack-body-painting-5.jpghot_babe_body_painting5.jpgZodiac_body_painting.jpgbody_painting_peces.jpggoldie-hawn-on-laugh-in-5354.jpg